info@mesaeconomiafeminista.org

¿El teletrabajo refuerza los roles y estereotipos de género relacionados con el cuidado?

La crisis del COVID-19 a nivel mundial ha incrementado la intensidad del trabajo de cuidado doméstico no remunerado en los hogares, el cual recae principalmente en las mujeres dada la estructura social y económica de la división sexual del trabajo y las relaciones de género. El traslado de los procesos de aprendizaje y de cuidado de niños y niñas al ámbito del hogar como parte de las medidas de aislamiento, la atención domiciliaria de personas con COVID-19 y de otras enfermedades, y el incremento en la permanencia de otros miembros del hogar en sus viviendas provocaron un aumento del tiempo destinado a actividades de cuidado doméstico en el hogar especialmente para las mujeres. De acuerdo con un sondeo realizado en abril de 2020 para la ciudad de Bogotá, el 51% de las mujeres encuestadas considera que durante la cuarentena el trabajo doméstico aumentó más de 3 horas, frente a un 31,3% de los hombres que piensan lo mismo (Concejo de Bogotá, 2020). 

La desigualdad de género en la distribución de actividades de cuidado doméstico es de tipo estructural, y en Colombia se evidencia en todas las regiones del país (ENUT, 2018). En promedio, a nivel nacional, las mujeres dedican 7 horas y 14 minutos al día a actividades del cuidado doméstico no remunerado, mientras que los hombres destinan 3 horas y 25 minutos. Frente al tiempo destinado a actividades remuneradas, las mujeres destinan 7 horas y 35 minutos, mientras los hombres dedican en promedio 9 horas y 14 minutos. Diariamente las mujeres en Colombia tienen en promedio una carga total de 13 horas y 24 minutos de trabajo total, cerca de 2 horas más en promedio que los hombres. 

Descargar artículo completo Descarga